sábado, 2 de agosto de 2008

¿Qué son las células CD4? - Las T4 ó CD4+ y las T8 ó CD8+

Las células CD4 son un tipo de linfocito (células blancas en sangre) y son una parte importante del sistema inmune. Las células CD4, son también llamadas células T, de las que existen 2 tipos principales:

  • Células T-4: también llamadas CD4+, son Linfocito CD4células “ayudantes” y lideran los ataques contra infecciones.

  • Células T-8: o CD8+ son las células “supresoras” que terminan el trabajo del sistema inmune. Las células CD8 también se llaman “killer” (asesinas) ya que acaban tanto con células cancerígenas, como con células afectadas por una infección. (Células NK= natural killer).

Los científicos pueden llevar estas moléculas a la superficie de la membrana celular del linfocito con el uso de proteínas específicas, y así saber de qué tipo de linfocito se trata. La célula T4 es una célula T con moléculas CD4 en su superficie. Estas células T son llamadas “CD4 positivas” o CD4.

CÉLULAS CD4 Y VIH

Cuando el virus del VIH infecta a un humano (hay gran nº de especies que lo padecen, como gatos, monos, etc.), las células que son infectadas con mayor frecuencia son las CD4. El virus pasa a formar parte del ADN de la célula, y, cuando éstas se multiplican para combatir la infección, se hacen “sin querer” más réplicas del virus.

Cuando una persona lleva tiempo infectada por el VIH, el número de células CD4 que tiene, es decir, su recuento de células CD4, desciende. Este es un signo de debilitamiento del sistema inmune. Cuanto más bajo es el recuento de células CD4, más habitualmente sufrirá enfermedades la persona.

Hay millones de familias diferentes de células CD4. Cada “familia” está especializada en combatir un tipo de germen diferente. Cuando el VIH reduce el número de células CD4, algunas de estas “familias” llegan a desaparecer por completo. Es entonces cuando se pierde la capacidad de combatir ciertos gérmenes, para los que esas “familias” eran especialistas. Si esto llega a ocurrir, el enfermo puede sufrir todo tipo de infecciones oportunistas (ver más abajo).

FACTORES QUE INFLUYEN EN EL RECUENTO DE CD4

El recuento de células CD4 varía con facilidad. La hora del día, el nivel de fatiga y el nivel de stress influyen en gran medida sobre el resultado. Por ello se recomienda que la recogida de muestras sanguíneas se realice siempre a la misma hora del día y en el mismo laboratorio.

Las infecciones pueden tener un gran impacto sobre el recuento de células CD4. Cuando el cuerpo lucha contra una infección, el número de células blancas (linfocitos) en sangre se eleva. Por lo tanto, el número de células CD4 y CD8 también se incrementa. Las vacunas, por ejemplo, también producen este efecto de aumento de células CD4 y CD8. Por lo tanto, no se debe hacer recuento de CD4 hasta pasadas 2 semanas de la recuperación de una infección, o tras una vacunación.

RESULTADOS DEL RECUENTO

Los test de células CD4 nos informan sobre el número de estas células en un milímetro cúbico (mm3) de sangre. Aún hay discrepancias en el significado de los valores (EEUU vs Europa) que se consideran normales. Actualmente se consideran normales valores de entre 500 y 1600 de células CD4 y de 375 a 1100 de células CD8. En personas VIH positivas en número de células CD4 puede caer a cero.

Estos test suelen dar también el resultado del ratio entre CD4 y CD8, que se calcula dividiendo el número de CD4 entre el número de CD8. En personas sanas este ratio suele estar entre 0.9 y 1.9, lo que significa que hay entre 1 y 2 células CD4 por cada célula CD8. En personas con VIH el ratio cae de forma brutal, pudiendo llegar a haber más células CD8 que CD4.

Al ser los resultados de los recuentos tan variables y depender de tantos factores, los especialistas prefieren fijarse en el porcentaje de CD4. Estos porcentajes se comparan con el número total de linfocitos, de forma que si un test tiene un resultado de porcentaje de CD4 = 34%, significa que un 34% de los linfocitos son células CD4. Este porcentaje es mucho más estable y da muchas más información que el número de células en sí.
Hoy en día se considera que el rango normal está entre un 20% y un 40% CD4. Un porcentaje de CD4 inferior al 14% indica un daño inmunitario grave. Este es uno de los signos de estadio de fase SIDA en personas VIH positivas. Por lo tanto, se considera sólo el porcentaje de CD4 como factor a la hora de valorar la progresión de la infección por VIH.

SIGNIFICADO DE LOS RESULTADOS

Los científicos no tienen claro aún el significado del recuento de células CD8 y siguen investigando sobre ello.

Son las células CD4, por tanto, las que se usan para “medir” el estado del sistema inmune. Cuanto menor es el recuento, mayor daño ha provocado el virus en el organismo. Pero no podemos tener en cuenta sólo el número de células CD4, por todo lo expuesto anteriormente. Por ello, el número de estas células se da siempre junto al número de réplicas de carga viral en sangre, para poder estimar cuánto va a permanecer sana una persona.

Es el recuento de CD4 junto con la carga viral los indicadores que usan los especialistas para decidir cuándo comenzar el T.A.R. (tratamiento antirretroviral).

Normalmente se recomienda empezar el TAR con menos de 350 CD4, o un 15% de CD4. Algunos especialistas consideran que un porcentaje inferior al 15% CD4 es un indicador de una cepa agresiva del virus mucho más certero, que el propio recuento de CD4, que puede ser alto en ciertos casos.
Otros médicos más conservadores esperan a que el recuento sea inferior a 200 CD4, para iniciar el TAR.

Cualquier persona con menos de 200 CD4, o con un porcentaje inferior al 14% CD4 se considera que está en fase SIDA.

INFECCIONES OPORTUNISTAS

  • menos de 200 CD4: PCP o pneumocystis pneumonía
  • menos de 100 CD4: toxoplasmosis y criptococcosis
  • menos de 75 CD4: MAC o mycobacterium avium complex

    Se recomienda hacer recuento de CD4 cada 3 ó 4 meses.

  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario



    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

    Temas publicados

    Enlaces Terapias Osteopatia actualidad Anatomía Osteopatía craneosacra fisiología Osteopatía Visceral Frases conciencia videos Tecnología Tenerife Colaborador Pediátrico música Chacras Religiones terapia cráneo-sacral Amor órganos respiración Diafragma agua prensa mente Fibromialgia Libros crecimiento fascia Deporte parto ego tratamiento yoga Autismo consejos dolor Risoterapia Tabaco fisioterapia Zentro DELMAS curiosidades espiritual meditación disección mapas punto gatillo salud trigger point Educación cráneo Upledger VIH ciencia corazón cuerpo cultura emociones sociedad wallpaper actitud bikini televisión vida circadianos creencias derviche dormir bien facebook occipital tenerifeOsteopata Huesos cráneo afirmaciones bebé comportamiento definiciones energía felicidad influencias masaje músculos positivo sueños 15M Andrew Taylor Still Reiki coccix columna curso gurus medicina mujer otitis riñon sentidos tibetano útero Eco La gomera Tierra Wayner Dyer aceptación adaptarse adelgazar bioritmos cambio consulta danza depresión desayuno dolor lumbar embarazadas gratitud huesos humildad liberación somato-emocional mundo nervios nutrición paz interior pineal polaridad realidad solidaridad trcd virus visualizar Activia BodyBrowser Casa de la Luz DDA Escuela Masaru Emoto Melatonina Sutherland abdomen acupuntura alma arcoiris automasaje bañador buda budismo cadena de favores cadenas musculares cerebro cesárea chales chaplin chavela vargas diagnóstico dientes disfuncion documental duelo ejercicio etapas exoesqueleto familia fluidos foro habiba historia hora ira jodorowsky john lennon lactancia lama leche libre limite limpiar lácteos malabares mandela marcha medicos objetivos pares craneales peso piel quiste de energía regeneración regulación renovables respeto sanidad senos shiatsu sistema inmunológico soledad sufismo tacones tensegridad tristeza tránsito verde vertebras vibración vientre vietnam vértigo yin zazen